Casa Ovidio

Casa Ovidio,

1951-1985

En 1940 vino a Sevilla un joven Ovidio Roig Fernándezal que al retirarse del fútbol en 1951 invirtió sus ahorros, en tomar el traspaso de este local, al que cambió el nombre por el de Casa Ovidio.

En 1940 vino a Sevilla un joven natural de Peñarroya (Córdoba) llamado Ovidio Roig Fernández, para hacer el servicio militar. Al terminarlo y como era buen deportista, fichó en el equipo de fútbol del Sevilla C.F. donde permaneció varios años como jugador.

Se casó en Sevilla, y al retirarse del fútbol en 1951 invirtió los ahorros que había guardado, en tomar el traspaso de este local, al que cambió el nombre de “La Covadonga” por el de Casa Ovidio. Por esos años también cambió de nombre la calle pues dejó de llamarse Panecitos para llamarse Calle Manuel Font de Ant en memoria del célebre músico, autor de la marcha procesional “Amargura” himno de la Semana Santa Sevillana.

La proximidad de la iglesia de San Lorenzo, y la circunstancia de que la Hermandad de la Soledad carecía de Casa Hermandad, motivó que muchos cofrades, después de los cultos, se reunieran en Casa Ovidio para charlar y tomar unas copas.

Viendo, como decimos, que la Soledad carecía de Casa Hermandad, el Director del Conservatorio de Música D. Norberto Almandoz cedió un local en el sótano del conservatorio para guardar el “paso” y todos los enseres procesionales de la hermandad. Dicho local se convirtió prácticamente en Casa Hermandad, donde los viernes, tras los cultos se celebraban reuniones literarias cofradieras, con la participación de Joaquín Romero Murube, Antonio Petit, Miguel García Posadas, Luis Ortiz Muñoz y otros conspicuos cofrades, así como el historiador José María de Mena, y el profesor de Declamación del Conservatorio Sebastián Blanch, reuniones en las que se disertaba sobre temas cofradieros, se recitaban poemas y todo ello se acompañaba de las clásicas copas de manzanilla y tapas de queso y jamón que se traían de la cercana Casa Ovidio.

En 1982 al producirse el incremento de la delincuencia y la consiguiente inseguridad ciudadana, la tienda de Ovidio fue asaltada por los ladrones varias veces por lo que su dueño cansado de los repetidos robos decidió traspasarla, y así pasó a manos de Vicente Romero y Hermanos, jóvenes hijos del médico D. José Romero que vivía enfrente.

  • star rating  Buen bar, y buen ambiente. Bar de tapas detrás de la basílica del Gran Poder con gran ambiente de semana santa, las croquetas es su punto fuerte.

    avatar thumb Andres M
    1 de julio de 2022
  • star rating  Croquetas de jamón de 10, flamenquin impresionante . Trato personal y muy agradable. Volveré cuando esté de nuevo por Sevilla

    avatar thumb Santi1492
    24 de abril de 2022
  • star rating  Se tapea espectacular. Siempre que voy a Sevilla tapeo allí. Las tapas buenísimas. Súper amables y rápidos. Las croquetas de rabo de toros y de pucheros espectaculares. Lo recomiendo. Justo... read more

    avatar thumb marenavas
    6 de abril de 2022
  • star rating  La comida exquisita, croquetas de bacalao... Quitan el sentido, repetimos. Un atún con gulas riquísimo.
    Lo malo es que reservamos mesa en la terraza a las 20.30 y no... read more

    avatar thumb rociorramos7
    26 de marzo de 2022
  • star rating  Muy buen sitio. Muy recomendable. Comida buena y buen ambiente. Ole ole. Volveremos en nuestra próxima visita a Sevilla

    avatar thumb padawan0007
    10 de marzo de 2022
  • star rating  Espectaculares croquetas de bacalao
    Las tapas de jamón y el solomillo en salsa con ajo y perejil buenísimo todo recomendable

    avatar thumb Esther_3T3
    8 de marzo de 2022
  • star rating  Un clásico de la gastronomía sevillana. Tiene las que sin dudas son las mejores croquetas de la ciudad.
    Lugar y trato autóctono, con precios muy asequibles y una comida... read more

    avatar thumb paladar_caballa
    21 de febrero de 2022
  • star rating  Somos de Madrid, y nos lo recomendó una amiga Sevillana,por sus croquetas.
    Por supuesto,las probamos junto con flamenquin y queso rebozado.
    Todo muy rico.

    avatar thumb ana g
    19 de febrero de 2022

Conoce estas y otras 1120 opiniones de clientes más en Tripadvisor y Google